Vitaminas en los alimentos

 

Para evitar un resfriado, malestar o cualquier enfermedad, es importante consumir la cantidad diaria de vitaminas que nuestro organismo necesita para mantenerse saludable. Debido a que nuestro cuerpo no las puede producir de manera natural, tenemos que incorporarlas en nuestra dieta para mantener una nutrición sana y eso lo logramos mediante una gran variedad de alimentos que nos aportan dichas vitaminas.

Llevar una dieta rica en vitaminas nos permite disfrutar de una vida saludable evitando enfermedades, diversos malestares, mejorando nuestra salud física y aumentando nuestro nivel de energía.

 

Beneficios de las vitaminas en los alimentos

A continuación podrás conocer los beneficios de cada una de las vitaminas en los alimentos y en qué te pueden ayudar.

Vitamina A: ayuda al crecimiento y a la visión.

Vitamina B: ayuda a mantener la buena salud de la piel y el cabello. Aporta energía y es beneficiosa para el metabolismo.

Vitamina C: refuerza las defensas y evita el envejecimiento.

Vitamina D: absorbe y fija el calcio en el organismo facilitando el buen desarrollo corporal. Fortalece los huesos.

Vitamina E: facilita la circulación sanguínea y estabiliza las hormonas femeninas, favoreciendo el embarazo, el parto, etc.

Vitamina K: facilita la coagulación de la sangre.

Para disfrutar de todos esos beneficios debes agregar a tu dieta alimentos que sean ricos en cada una de estas vitaminas. Aquí te mostramos algunos de esos alimentos:

Vitaminas en los alimentos

¿Cuántas vitaminas debemos consumir al día?

El secreto para disfrutar de una buena salud, sentirnos fuertes, llenos de energía y alegres es llevando una dieta rica en vitaminas, los alimentos deben ser variados (mezcla colores, olores, sabores), no te saltes ninguna de las comidas y respeta cada uno de sus horarios (desayuno, almuerzo, cena y meriendas), y asegúrate de que tu alimentación sea equilibrada pero saludable. No existe una cantidad de energía específica, cada organismo tiene diferentes necesidades y depende de cada persona. Enfócate en comer balanceado.

Si no conoces la diferencia entre una alimentación saludable y equilibrada, te invitamos a que leas este artículo que te comenta todo sobre las diferencias de ambos términos.